La Ciudad del Libro te recomienda«»

Pasion-SAN-MAMESLa pasión según San Mamés” es una hermosa historia de amor, amor en estado puro, amor incondicional a un histórico de nuestro fútbol, el Athletic Club de Bilbao. A partir de vivencias personales, y apoyándose en un riguroso trabajo documental, Juan José Mardones nos conduce con extraordinaria sensibilidad por los vericuetos de esta particular devoción fraguada en la lejanía de su infancia madrileña. Un libro que dirige su mirada al otro lado del escenario, al que ocupamos los aficionados comunes, a ese universo sentimental que se genera en nuestra niñez para no abandonarnos jamás. Los elementos de los que se nutre esta relación afectiva son en principio iguales para todos, la historia del Athletic, aunque esas emociones las procesemos cada uno de modo diferente.

LEER MÁS

Beca_ACVF_2014_Verkami

 

En La Ciudad del Libro estamos colaborando con la difusión de un proyecto literario distinto: la Beca ACVF 2014.

El objetivo de la beca es estimular la creación literaria mediante el reconocimiento de los lectores y el apoyo económico a uno o varios autores para la elaboración de una novela, libro de relatos o ensayo.

Por 25 euros, recibirás un libro y un ebook con los microrrelatos y cartas de presentación de los autores finalistas, participarás con tu voto en la elección del autor o los autores becados y dispondrás de acceso, durante un año, al fondo digital de ACVF Editorial, con importantes novelas y ensayos contemporáneos.

Haz tu aportación en Verkami

LEER MÁS

Por Julián Pizarroso

Manuel Blanco Chivite (editor de El Garaje), Zia mei y Consuelo Giménez (ilustradora y escritora respectivamente de “Cuentos al Canto del gallo”).


Un gallo da para mucho, si son diecisiete ya ni te cuento. El pasado día 3 de octubre tuvo lugar la presentación del libro de relatos “Cuentos al canto del gallo” con textos de Consuelo Giménez e ilustraciones de Zia Mei en Alcalá de Henares.

Dieciséis relatos y una poesía, porque a las autoras les apeteció, son los cantos escritos que podemos encontrar en el libro y quince ilustraciones son los cantos ilustrados.

Diecisiete relatos también dan para mucho. Referencias salieron desde Chejov y los rusos al realismo mágico hispanoamericano y por supuesto al realismo mágico del páramo leonés. Las ilustraciones, oníricas las más, realistas otras, se ajustan como un guante a los relatos y ambos se complementan y enriquecen. LEER MÁS

Por Manuel Blanco Chivite en La Comuna, Presxs del Franquismo

 

Introducción

¿Realmente fueron acciones armadas? ¿Realmente aquéllos jóvenes que acabaron sus días frente a los últimos pelotones de fusilamiento del general Franco, con el voto unánime de todos los componentes de su gobierno, realmente empuñaron y dispararon alguna suerte de arma de fuego?

De hecho, sometidos a sumarísimos consejos de guerra, sus abogados, ante la afirmación de los fiscales militares de que habían empuñado tal pistola, tal revólver o tal escopeta, solicitaron, con el mayor de los respetos, que dicho armamento, importantísima prueba de cargo como cualquiera puede colegir, se presentase ante el correspondiente consejo de guerra y, además, no menos importantes, se presentasen, igualmente, las pruebas periciales referentes a temas como huellas dactilares, balística, y otras prácticas probatorias elementales. Además, la policía afirmaba que, en efecto, se habían capturado las armas de las se hablaba en el apuntamiento preparado por la instrucción.

Y, ¡oh, sorpresa!, no había pistola, ni revólver, ni escopeta, ni proyectiles, ni pruebas balísticas, ni huellas dactilares y, por no haber, tampoco había testigos, pese a que la propia policía, una vez más, había dicho que sí, que los había, pero no, no los hubo. En realidad, no hubo nada. Ninguna prueba. Nada. Las armas no existían más que en los papeles y en las palabras de los fiscales. No estaban en ningún sitio. Nadie vio ni oyó a los supuestos testigos que jamás se supo nada de ellos. Toro eran palabras y supuestas declaraciones, más palabras, conseguidas a palos y bajo tortura. Nada mas.

Sin embargo, sí hubo condenas a muerte. Hubo “enterado” por parte del gobierno en pleno. Y hubo, una vez mas, una mañana de sangre. Fue el 27 de septiembre de 1.975. Los últimos asesinados de aquel gran asesino de su propio pueblo, el general Franco. No tuvo tiempo de más; murió cincuenta y cuatro días después.

¿Inverosímil? ¿Me lo estoy inventando? ¿De verdad sucedió algo así? Ciertamente, no es fácil, transcurridos los años, hacerse una idea de aquella España dictatorial e ilegítima en la que los tribunales especiales, militares y de Orden Público, hacían y deshacían en función de los intereses políticos del régimen del que formaban parte. Todo ello, en perfecta sintonía represiva con los poderosos servicios de seguridad, desde la Brigada Político Social (BPS), pasando por la Guardia Civil (cuerpo de carácter militar, pese a su curioso nombre) hasta los numerosos servicios de información militares o de presidencia del Gobierno, amén de las diferentes y cambiantes estructuras de las bandas terroristas de Estado. Todo un entramado con licencia para matar al servicio de los intereses económicos, políticos y sociales de un régimen no por agonizante menos sangriento. Y más que agonizante, en vías, por entonces, de articular su transformación par la mejor defensa y continuidad de los citados intereses.

Se ha dicho que el tardo-franquismo fue aperturista y, ciertamente, algo de eso hubo. Los contactos de diversas personalidades del régimen con sectores de la llamada oposición (PCE, PSOE, nacionalismos varios) y cierta manga ancha bien calculada según para quién, auguraban los pactos de gran calado a que el franquismo ya evolucionado llevó a la citada oposición al objeto de fundamentar la transición democrática basada en la Monarquía pergeñada por el dictador.

Pero esto fue tan solo una de las caras de la moneda. Durante los años 70-75 la represión (y vamos a atenernos exclusivamente a la represión sangrienta) vivió un nuevo auge. Un siniestro goteo de muertes y agresiones sembró el escenario de las luchas antifascistas.

Ver entrada en www.lacomunapresxsdelfranquismo.org

Manuel Blanco Chivite es el editor de El Garaje

Recomendaciones relacionadas de lectura en nuestra tienda:
- Trilogía de la Guerra Civil y la postguerra por Eduardo de Guzmán

- “Propaganda ilegal. Itinerario de prisiones 1972-1975“, de Luis Puicercús

Marta García, de Onda Cero Alcalá, entrevistó a Consuelo Giménez y a Zia Mei, autora e ilustradora respectivamente de “Cuentos al canto del gallo“, novedad en El Garaje Ediciones.
Aquí tenéis el enlace al podcast de Alcalá en la Onda del pasado viernes 25 de septiembre (la entrevista se emite a partir del minuto 56).

En-Onda-Cero-Henares

Consuelo&Zia, en las instalaciones de Onda Cero de Alcalá de Henares.

 

Cuentos-al-canto-del-gallog

Consuelo Giménez escribe desde siempre. Es autora de dos libros de relatos y uno de poesía; premiada en diversos certámenes de relato, microrrelato y poesía es, sobre todo, adicta a los talleres de escritura. Este es su primer libro de relatos ilustrado y la culpable de ello es Zia Mei…

A Zia Mei le parece que maquetar es poner orden en el mundo e ilustrar es quitarlo, pero con mucho gusto si se tiene un aliciente como el de estos relatos.

Ambas, Consuelo & Zia, componen una curiosa asociación, en este caso, de curiosidad ilimitada. Hablamos con ambas de su libro “Cuentos al Canto del Gallo”, recién publicado por El Garaje Ediciones.

La Ciudad del Libro: ¿Cómo surge la idea de escribir los cuentos?

Consuelo Giménez: Surge hace un par de años, por casualidad, conversando con Zia. Sabía que dibujaba, siempre la veía con su libreta, y en ese momento yo buscaba un tipo de dibujo que encajara con mis personajes y con lo que quería que transmitiesen. Simplemente me gustaron sus dibujos.

Zia Mei: Y yo ya conocía un par de libros de Consuelo (uno infantil de relatos y otro de poesía, que me pareció demoledor), pero su proposición de hacer un proyecto juntas me pilló por sorpresa, somos tan distintas… Al final tuvo razón, como siempre. Nos equilibramos. LEER MÁS

 

 

 

 

Fotografías: Josu Gastón para La Ciudad del Libro

 

Mar-5

 

Y para leer a gusto y relajados os recomendamos: LEER MÁS

El 28 de julio de 1914 comienza la Primera Guerra Mundial.

Cien años después y con esa sensación de que todo cambia pero no siempre para mejor, recuperamos la mirada lúcida e intensa de Humphrey Cobb en su espléndida novela “Senderos de Gloria” (ACVF Editorial):

“Durante la Primera Guerra Mundial, en el escenario de la guerra de trincheras, un regimiento francés recibe la orden imposible de tomar una posición enemiga inexpugnable, el llamado Grano. Numerosos hombres son barridos por el fuego de ametralladora apenas comienza la ofensiva, que resultaba abortada en unos pocos minutos.” cover

Podéis conseguirla en nuestra tienda en formato para eBook o para Kindle. No os la perdáis.

 

 

 

Arturo Seeber
Garcia-Viño--y-el-honor-de-fondo

Manuel García Viñó, quien fuera prolífico escritor, poeta, novelista, crítico literario y de arte, desarrolló una prosa precisa, elegante, de rico vocabulario y, lo que particularmente asombra en esta época, conocedora del significado de las palabras que usaba. Cómo, entonces, no habría de indignarse al ver lo que los grandes grupos editoriales (en particular Prisa y Planeta) estaban haciendo con la literatura. LEER MÁS

TAKE ME SOMEWHERE NICE, indaga sobre el concepto de viaje.Invitación+foto

Viajar es trasladarse de un lugar a otro.

Caminar es ir de un lugar a otro.

La vida es el camino que transcurre de un lugar a otro, desde el nacimiento a la muerte.

En nuestros pasos, en el recorrido de la vida hay idas y retornos, estancias, laberintos, encrucijadas, círculos viciosos y rectas también, guías que nos conducen a lugares deprimentes y estados sin ética , mapas que nos pierden… LEER MÁS

Tienda

VISITA NUESTRA TIENDA

ATENTOS A

  • 4 noviembre, 2014 19:30Presentación del libro "Cuentos al canto del gallo", de Consuelo Giménez, ilustrado por Zia Mei
AEC v1.0.4